ALUMNOS CON LA GEOGRAFÍA E HISTORIA DE 1º ESO PENDIENTE.

PLAN DE PENDIENTES.


Consta de dos partes:

1.- Un bloque de actividades a realizar por trimestre.

2.- Un examen por trimestre.


Las actividades deberán entregarse antes de la realización del examen.

Las fechas de los exámenes serán:

1º trimestre: martes 28 de noviembre a las 11:00 en el aula de 2ºC.

2º trimestre: martes 13 de marzo a las 11:00 en el aula de 2ºC.

3º trimestre: martes 5 de junio a las 11:00 en el aula de 2ºC.

Sobre las notas aquí en el blog.

El poner las notas aquí en el blog viene para dar respuesta a dos necesidades: la primera que el alumno tenga su nota cuanto antes (no solo es de agradecer, sino que, además, hace que la nota sea verdaderamente útil); y la segunda para que los padres, sin duda, también sepan, lo antes posible y a tiempo, cómo marchan sus hijos.
Es por esto que se ruega que no se hagan circular por otros lugares y otros modos para evitar que se saquen de contexto.
No obstante, si alguna familia tiene problemas con conocer las notas de su hijo por anticipado aquí en el blog, no tiene más que hacérmelo saber.

Controles de mapas

Los diferentes apuntes de los controles de mapas se encuentran en nuestra web de mapas físicos y políticos.

Siguiente control: EUROPA FÍSICA
Apuntes: los puedes encontrar en nuestra web de mapas físicos y políticos.
Imprescindible:de momento NO SERÁ NECESARIO HACER EL MAPA.
Cómo hacer el mapa: lo más sencillo es que lo hagas con un papel vegetal (cuesta muy poco y facilita muchísimo la tarea). Pon los nombre MUY bien: con letra pequeña y con precisión. Lo mejor es utilizar rotuladores permanentes de distinta punta: fina para los contornos y muy fina para los nombres.

Fechas de los controles de mapas:
2ºA.
2ºB.
2ºC.

viernes, 13 de junio de 2014

1ºD. Notas finales.

1ºD. Notas finales.
Fecha: 10 junio 2014.

Lejos queda aquel primer día de curso en el que los pequeñines de 1º D apenas se atrevían a respirar en el aula. Llegó un profe de aspecto extraño que decía iba a dar Sociales (qué plastazo) y empezó a contar cosas… nos gustaba porque perdíamos la hora de clase. Empezó a gastar bromas y no nos atrevíamos ni a reír. Era el primer día.
Guauuuuu. Cuánto he echado de menos a veces aquel primer día: ¡¡¡El primero D sin atreverse a hablar!!!! Bueno, he disfrutado muchísimo de todos vosotros. Nos hemos reído un montón y hasta hemos dado casi el libro entero. Increíble. Habéis aprendido, sí, pero, sobre todo, qué bien lo hemos pasado. Pero bien, bien. Creo que la gente no es capaz de hacerse una ligera idea de lo que nos hemos reído, y eso que los chistes han sido malos, malos.
Por cierto, ¿Dónde está mi botella de agua?

Señores, un placer.


Ainhoa B.: 9. Qué gran alumna me he encontrado. Sin aspavientos, pero eras un seguro de vida: siempre con tus tareas hechas, siempre atenta. Y todo además con una gran sonrisa… y tus brackets: no te preocupes, el tiempo vuela y cuando te des cuenta los habrás perdido de vista. Enhorabuena.

Israel: 4. Pufffffff, al final, no llegaste (3,92). Es una pena: fuiste capaz de lo mejor y de lo peor. No me lo puedo creer. Has sido una auténtica montaña rusa durante el curso: arriba, abajo, arriba, abajo… y, al final, te quedaste abajo. No me lo puedo creer. Me quedo con la imagen de ese Isra que es capaz de pasar de la risa al mosqueo en menos dos. Mira que cuando atendías y trabajabas llegabas de sobra, pero has sido muy, pero que muy irregular y cuando suspendías, suspendías pero bien.  Al final, los errores te han pasado factura y lo siento muchísimo.

Juan Diego: 5. No sé ni cómo te la nota media, pero te da para el cinco. El problema es que, con todo mi cariño, sabes que no te la has merecido. De todos modos, ojalá esto te sirva para algo y te ayude a cambiar el rumbo. ES POSIBLE el cambio ES POSIBLE. ¿Te lo crees? Apuesta por un futuro mejor. Lo hemos pasado bien. Al menos conmigo no has tenido problemas: has sabido parar cuando era necesario y dar marcha atrás cuando te lo decía. Pero va siendo el momento de dar algo más de ti. Me quedo, de todos modos, con la imagen de un Juandi con una sonrisa y con la esperanza de que decida tomar las riendas de su vida. Ah y con un Juandi que no enseñe el elástico del calzoncillo.

Andrea: 8. Otra gran sonrisa. Una pena que hayas ido a menos. Verdad. Pero, no obstante, creo  y espero que sepas volver a dar lo mejor de ti y volvamos a ver la mejor versión de Andrea. Compañera sin igual, fiel y dispuesta a todo. Ahora solo te queda ver que eso no es incompatible con darlo todo en los estudios. ¿Un 8? A principios de curso para ti sabía a poco, pero estoy seguro, seguro de que has aprendido y mucho este año. Un placer haberte dado clases.

Jonathan: 4. Qué lástima. Con qué poco más te habrías llevado el curso, pero al final tanta distracción y tanta falta de trabajo se paga. Vaya por Dios. Pero tienes un buen fondo: solo espero que eso que llevas dentro fluya y salga de ti lo mejor. De todos modos, lo hemos pasado bien. Por cierto, ¿quién tiene mi botella de agua? Anímate, lucha, endereza el rumbo: quiero encontrarme contigo dentro de unos años y que me cuentes que finalmente te graduaste en la ESO.

Andrés: 5. Uyyyyyyyyyyy. Qué poco ha faltado y lo sabes. Pero poco, poco. Pero bueno, al final, en esta montaña rusa en la que has transformado el curso, has tenido suerte y te has llevado el ansiado cinquillo.  Lo hemos pasado bien, ¿verdad?

Julia: 8. Has tenido un curso un poco irregular. Imagino que el 8 te viene bien, pero tú y yo sabemos que es muy poca cosa. Ya sabes a poco que se te  ha presionado te catapultas al 10. El próximo curso queremos ver a la Julia de Primaria, ¿eh? Pequeña cacatúa: has charlado hasta por los codos, pero, a pesar de todo te ha ido bien.  Me encantó ese día en el que te dije  cuidado, porque si no llegas al 9… El final de la historia ya la sabes…

Jesús: 7. Un siete como la copa de un pino y que sabe a clara victoria. Has sido un luchador. Me ha encantado ver cómo no te has resignado y cómo has luchado (aunque a veces flojearas un poco, ¿eh?). Has sido ese alumno que siempre quería revisar su examen, que nunca estaba conforme con mi evaluación. Sí, señor, todo un luchador. Pero el año que viene te quiero más espabilado desde el minuto uno. Un placer.

Cristian: 6. Qué bien. Qué bien ver cómo un repetidor sale del pozo y se dispone a sacar su curso. Has sabido estar a la altura y no seguir el mal rollo. Sí, señor, grande Cristian. Me alegro mucho por ti. Me alegro de que con esta asignatura todo haya salido tan bien.

Marcos: 2. Una pena enorme: mira que eres “salao”, pero, chico, no ha habido manera de meterte en la mollera que además de llevarnos bien, de reírnos y demás era posible y fácil llevarse el curso de calle. En fin, me llevaré esa espinita.

Juan Carlos: 7. Quiero pensar que contento con tu siete. Yo, al menos, lo estoy. Me voy contento de haber tenido un alumno como tú, siempre dispuesto, siempre sonriente, siempre sonriente. Una alegría contar con alumnos así. Has sido muy constante y trabajador durante todo el curso y eso ha sido la base de tu éxito. A seguir así.

Fernando: 8. Cachíssssss. No he tenido forma de suspender a este madridista por más que lo he intentado, porque, tú sabes, me caes fatal. No puedo verte. Qué se le va a hacer. ¿Y por qué? Quizás porque siempre has estado contento, porque siempre hemos bromeado juntos, porque siempre nos hemos buscado las cosquillas… Bueno, qué decir, eres el tío que tiene el récord guinnes ése de faltas de ortografía: eres capaz de tener más faltas de ortografías que palabras.  Bueno, en serio, me lo he pasao contigo tela de bien, ya lo sabes. Y eso que tienes mal perder, ¿eh?

Daniel D.: 7. Trabajador como pocos. Pedazo de alumno. Siempre se puede contar contigo. Calladito, sí, pero siempre ahí. Sigue así. Todo el mundo te valora y sabe que eres un tío estupendo, nada fanfarrón y muy leal. Sí, señor, todo el mundo quiere tener amigos como tú. Eres el amigo que todos los padres quieren para sus hijos. Enhorabuena por ser así.

Nadia: 7. PedaSo de siete para esa niña que ha sabido trabajar como pocos, que se lo ha currado a base de bien, a pesar de que tantas veces las cosas no salían como ella quería y se le escapaba más de una lágrima. Es cierto que en las últimas semanas el curso se te ha hecho un poco largo y tu rendimiento ha caído. Sí, pero has te has mantenido bien arriba hasta casi el final. Eres entrañable. Me lo he pasado tan bien contigo… En fin, a seguir así.

Itziar: 3. Eres un revoltijo, un remolino, un rabillo de lagartija… Bueno, eres mi revoltijo preferido. Quién será capaz de hacerte callar, quién será capaz de tranquilizarte… Itziar está intranquila, quién la desintranquilará, el buen desintranquilizador que la desintranquilice, buen desintranquilizador será. Me encanta lo bien que te tomas todas las cosas: en eso eres única. Nunca te tomas nada a mal y eso habla muy bien de ti y del enorme corazón que tienes.

David: 9. Empezaste muy fuerte, pero a mitad de curso tuviste tu bajón. Has ido cambiando a lo largo del curso: poco a poco aquel David cortadillo fue dando paso a un David más charlatán e incluso un poco descuidado. Tienes una gran capacidad que no debes desaprovechar. Sigue trabajando. Lástima que se te escapara el diez, ¿verdad?

Marta: 9. Érase una vez una niña pegada a una sonrisa, con dos melocotones por mofletes. Es verdad que ha trabajado todo el año, bueno, tan verdad como que ha tenido la tendencia de trabajar un poquitín menos cada vez, ¿no? Por eso no ha sacado el 10, pero se lleva un “casi diez”. Me ha encantado tenerte por alumna.

Sergio: 6. Créeme lo que te digo porque no sé si vas a saber todo lo en serio que lo digo: eres el mejor. Pero el mejor de verdad. El mejor amigo, el mejor trabajador, el más atento, el más entusiasta, el más fiel, el más tierno, el más sincero, el más de lo más. Sin ti la clase perdería al mejor. Sin ti la clase no sería la misma. Cuántas veces hay problemas entre compañeros, y discusiones… Pero cuando aparece Sergio, se terminan los problemas. Eres el único que consigue que todos dejen de mirarse a sí mismos y aprendan a mirar a otro, a estar pendientes de otro. Sin duda, tú eres el auténtico profesor del curso, el que más enseña, del que más se aprende. Gracias por haber estado entre nosotros. Gracias por ser como eres. Un abrazo muy, pero que muy fuerte. Un abrazo espachurrante.

Daniel G.: 10. A la chita callando y con el mazo dando. Has sido un máquina. No ha habido nada que se te resista. Daniel parecía que no estaba, parecía, solo lo parecía. Porque bien que estaba: no ha habido manera de cogerte en un fuera de juego. Todo lo has hecho, y bien. Todo lo has entendido, y bien. Todo lo has expresado, y bien. Qué decir. Te escondes detrás de tus gafillas, como si fuera una muralla protectora, pero tranquilo: no necesitas protección. Eres un tío encantador, no se te conoce insulto ni falta de respeto a compañero alguno. No se te conoce un mal gesto ni una mala opinión. Un placer para todos haberte tenido con nosotros. Enhorabuena.

Victoria: 6. Bueno, al final, pareSe que todo terminó bien… demasiado bien diría yo. Tú sabes bien que durante el curso no has dado todo lo que debías… tú lo sabes bien. Pero bueno: al final la calculadora manda y el seis te sale  y…., por qué no, caramba, yo que me alegro. Pero sabes que te has dejado llevar mucho y que has trabajado mucho menos de lo que dices. Durante gran parte del curso te has dedicado a “aparentar” que trabajabas, ¿eh? Pero ahora, me quedo con tus ganas de colaborar, con tu sonrisa y con todos tus momentos. Los momentos de reír y los de llorar. Te quiero luchadora, te quiero ver luchando y saliendo adelante. Haz honor a tu precioso nombre: Victoria.

Marina Ga.: 10. Siempre a lo tuyo, pase lo que pase, sin llamar la atención, sin grandes aspavientos. Actitud, intachable; estudiante, ideal; amiga, fiel; educación, impecable… Qué decir de alguien que sabe estar siempre y siempre está dispuesta a hacerlo todo lo mejor posible. Sigue así.  Me encanta ver que hay gente que hace las cosas, no por esperar recompensa alguna, sino por tener el placer de hacer lo que debe hacer: el placer de saber que ha hecho el trabajo bien hecho. Solo puedo decirte enhorabuena, ha sido un placer tenerte como alumna.

Raúl: 7. Es un siete que sabe a poco, y tú lo sabes. Es un siete porque es la nota que tú has querido. Es un siete porque no has aspirado a más… y eso es una pena, ¿no? Tú te has planteado el curso así: has preferido tener menos nota y reír, reír, reír… Bromista compulsivo y cada vez más a lo largo del curso. Has terminado estando en todas: donde había alguna broma, allí estaba Raúl. Ha sido un gusto tenerte por alumno.

Marina Gi.: 10. Al final, lo conseguiste. Temía echar cuentas con la calculadora, sabedor de que esperabas un diez que tú tampoco sabías si te había dado. Y sabedor también de que si no te daba, alguna lágrima se iba a escapar, ¿verdad? Claro, tú sabes que de vez en cuando –rara vez, es verdad- te has despistado un poco y eso podía hacer, no que se escapase el sobresaliente, pero sí la nota a la que tú aspirabas. Ay, Marina, Marina. Marina y sus agobios, Marina de lágrima fácil, Marina la que se desmorona de vez en cuando, aunque intente disimular esas lagrimillas entornando el rostro y tapándolo con el pelo… Un gesto muy característico tuyo, ¿o no?  Has tenido un año… ¿genial? Entre estudios y bromas, entre charlas y atención en clase… Quizás has mantenido en todo un equilibrio. Me alegro un montón, y yo también respiro tranquilo, después de poder certificar la nota que yo también creo que mereces: un diez. Un placer.

Armando: 9. ¡¡¡¡Guau!!!! No sabes cuánto me alegro. Empezaste titubeante el curso. ¿Recuerdas aquel parte roto? ¡¡¡¡Seguro que sí!!!! ¡No sabes cuánto me alegro de aquel gesto! Desde aquel momento tu actitud en clase ha sido de diez. Sí, de diez. Has sido… cómo decirlo ¿Superarmando? Pues sí, para mí pasarás siempre como Superarmando, como ése chico callado que supo reaccionar, y de qué manera, y pasó de pasar desapercibido a ser una máquina. Armando, no te quepa duda que más de una vez contaré a más de un chico lo que pasó contigo y seguro que a más de uno le servirá. Un superplacer.

Antonio: 1. Antonio, abre el archivador. Y el archivador se abría pero no se rellenaba. Una lástima que no lo hayas intentado ni una sola vez. Eso sí, de todos modos, hemos tenido una relación en la que ha habido respeto. Una lástima que no hayas llegado más lejos.

Aarón: 7. Aarón pasará a la historia como esos dos porracitos que llamaban a la puerta: vengo de apoyo. ¿Qué habéis hecho? Y mi respuesta siempre: míralo por el blog. Y el tío lo miraba siempre, sí señor. Siempre. Siempre trabajo. Siempre con las tareas hechas. Siempre con buena comprensión. Y lo mejor: siempre con una gran sonrisa… ¿conquistadora? Sí, porque ese es Aarón un conquistador con su sonrisa. Él se sabe con encanto. Y la verdad: lo tienes. Tienes ángel y carita de ángel. Es un encanto tratar contigo.

Ana María: 6. Al principio, algún mosqueo tuviste conmigo, no recuerdo por qué. Al principio, flojeabas de vez en cuando. Al principio. Después, cada vez mejor. Sí, cada vez mejor. Has ido trabajando cada vez más, atendiendo cada vez más, colaborando cada vez más, estudiando… ¿cada vez más? No sé, lo que tengo claro es que cada vez más hemos tenido los dos una relación mejor, más fluida y eso se ha notado en tu sonrisa.  Un placer.

Ainara: 1. Carácter, todo carácter. Tuvimos algún tira y afloja, pero solo alguno y solo al principio. Después, sin problemas. Un curso en el que hemos tenido, por qué no decirlo, una buena relación. Tú no has querido sacar el curso, pero has sabido estar y sabido hasta dónde llegar y sabido parar cuando se te pedía. Al final, una buena relación nos quedamos, ¿verdad?

Ainhoa O.: 3. Qué se le va a hacer. El caso es que después de un inicio de curso en el que no anduviste fina, después te pusiste y mejoraste mucho. Lo que ocurre es que nunca terminaste por apostar a fondo. A principios de curso, me equivoqué cuando pensé que tendríamos un curso complicado. Nada más lejos: al final, aunque el aprobado no ha sido posible, hemos tenido un buen curso, una buena relación. Me encanta equivocarme así.

Mario: 7. Sabe a poco ese siete, por lo menos a mí. No obstante, tengo la impresión de que tú estás satisfecho con él y, créeme, no deberías estar satisfecho con ese siete. Te has conformado demasiado pronto y podías mucho más. De todos modos, un gran año, ¿eh? Me ha encantado ver cómo pillabas las indirectas y cómo y cuánto nos hemos reído. Ése es Mario: ese que sonríe muchas veces sin decir nada. Ese que pregunta de vez en cuando y siempre lo hace con inteligencia. Un placer.

Elena: 9. Vaya, vaya. Al final, te llevaste una gran nota. ¿Satisfecha? Seguro que sí. ¿Elena? Sí, esa chica sentada siempre en algún sitio en el que pasaba discretamente, siempre calladita, sin pedir  mucho la palabra y siempre con una sonrisa. Poco a poco aquella niña se fue “soltando la melena”, pero siempre se ha mantenido con la cabeza centrada… bueno, ¿siempre? Mejor, “casi siempre”. Un placer.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

hola maestro soy andres ole tu y muchas gracias por tus palabras no te olvidaremos seguro

José Manuel dijo...

Un abrazo

Anónimo dijo...

Bueno maestro que graciias por habernos hecho reir tanto y por habermos eseñado sociales de una forma tan divertida el mejor maestro con diferencia te hecharemos mucho de menos,pero siempre nos quedaran esas pulseras eh?
PD Gracias por esas palabras que me han saltado las lagrimas. un abrazo
AINHOA B.

Anónimo dijo...

Gracias maestro, gracias de verdad, porque nos has enseñado muchísimas cosas, no solo de enseñanza si no de todo. Eres el maestro más grande que existe. Me tienes llorando a más no poder fu... jajajajaja, gracias por haber sido así con nosotros y habernos dado este curso tan maravilloso.
PD: Siempre nos acordaremos de tí.
PD2: Siempre serás mi tito molón jajajaja.- Marina Girón

Anónimo dijo...

Maaestro! Erees muuuu grande. Nos has enseñado un monton tanto de la asignatura como de la vida. Me quedo con muchas cosas pero en especial aprendi que si hay un muro en nuestro camino, hay que saltarlo y seguir adelante. Has dejado huella en todos nosotros, vaya que si, ¡estamos todos llorando! Tantas risas con tus bailes, tus chistes maaalos, todo fantastico. Y eso, gracias, muchas gracias. El mejor maestro, sin duda.
Andreea.

Anónimo dijo...

Hola , soy la madre de Aarón.
IMPRESIONANTES PALABRAS.Con maestros así todos los niños estudiaran, OJALA que mi hijo tuviese muchos como usted.
Algunos días me emocione cuando Aarón contaba charlas que había dado en clase pero lo de hoy lo dice todo de su p
persona
QUE PALABRAS MAS BONITAS A TODOS LOS NIÑOS
MUCHAS GRACIAS A TI

Lucía Márquez dijo...

(Lucía 3°C) Ay maestro, te lo juro, estoy llorando! jajajaha! he leído todos los comentarios de esta clase y... me he emosionao'! Eres increíble José, gracias por todo. No sabes cuánto me alegro de tenerte como tutor! Ya va llegando el final... desgraciadamente se podría decir porque has sido, sin duda, el mejor maestro y tutor de mi vida. Me reservo algunas cosas para el día en el que subas las notas finales, poder ponerte un texto bien grande. Sólo te puedo dar las gracias, de verdad, gracias infinitas...

José Manuel dijo...

Abrazos espachurrantes para todos...........
Vosotros sabéis todo lo que lo hemos disfrutados juntos.

Anónimo dijo...

Maestro eres Grandisimo jamas olvidaremos esos chistes malo que nod contabas todos los dias antes de empezar las clases, tampoco olvidaremos las risas que emos tenio todos....En fin JAMÁS DE LOS JAMASES olvidaremos nada y menos a ti!! GRANDE MAESTRO
Nadia

José Manuel dijo...

Un abrazo. Sabéis que he disfrutado como nadie. Sonará egoísta: pero me temo que nadie ha disfrutado tanto como yo. He tenido la suerte de disfrutaros.
Siempre vuestro.
Un placer.