Y, al final, llegó el final....

Y, al final, llegó el final....

martes, 23 de junio de 2015

Y, al final, llegó el final...

A mis queridos "pequeños amigos".

En este momento se me agolpan un montón de recuerdos en la cabeza que se confunden con sentimientos encontrados. Todo quiere salir a la vez y todo se me atasca.

Me vienen siempre aquellos primeros días en los que veías a aquel profesor que dejaba correr las horas. Más de uno pensaba que había que dejarlo fluir, que así iba pasando el tiempo y de Historia nada de nada. Se frotaban las manos. Ese extraño profesor con camiseta de muñecos y las NB de los cordones amarillos no hacía más que hablar y hablar. ¿Era profesor o monologuista?

Decía cosas sorprendentes como que su asignatura no era importante y que cualquier materia que no nos enseñara a pensar, a opinar y a ser uno mismo era tan inútil como la Historia así vista. Que si querías saber lo que era importante para una persona no había que preguntarle, sino solo mirar a lo que dedicaba el tiempo.

Y cuando por fin comenzó a dar clases pasó lo que pasó: la vida. Un viernes dijo "buen fin de semana, nos vemos el lunes"... Y sí, nos vimos el lunes, pero un lunes de tres meses más tarde. La vida nos da sorpresas y nos sorprende: no hay contenedor que pueda contenerla y encerrarla. El futuro es eso que creemos que va a ser y que, tantas veces, es otra cosa.

Pero el profesor volvió a la carga. ¿Las clases? Hombre, Historia lo que es Historia, sí que daba. Eso es innegable. La cuestión no es si la daba, sino cuánto tiempo le dedicaba. Pero, claro, lo importante es aquello a lo que dedicamos el tiempo.

Espero no haber sido para vosotros un obstáculo. Espero que perdonéis tantas veces como no habré sabido tanta Historia como se me presupone. Espero no haber sido demasiado charlatán, de esos que prometen tantas cosas, de esos que generan ilusiones y que luego se desinflan, desilusionan y quedan en nada, dejando esa sensación de vacío y frustración.

Espero, por el contrario, haber sabido llenar vuestras cabezas de pájaros, muchos pájaros multicolor. Porque eso es la vida: como los pájaros, que siempre vuelan siempre se mueven pero nunca sabes de dónde vienen ni adónde van. Son responsables y se dan, se dan a los suyos, pero son libres. Saben distinguir lo importante de lo superfluo, y saben que importante son tan pocas cosas... Los pájaros inspiran ternura y tiene el extraño privilegio de despertar hasta en los hombres la admiración: ¡¡¡¡Saben volar!!!!

¡¡¡Volad, pequeños amigos, volad!!!! Pero volad más alto. Eso sí, nunca voléis solos. Solos no. No perdamos de vista que la vida es entrega, es darse; la vida, mi vida, está en el otro, está en ti. Sé valiente, date sin miedo. Nunca solo. Búscate en los otros. Y si es necesario "ve con las riendas tensas y refrenando el vuelo, porque no es lo que importa llegar solo ni pronto, sino llegar con todos y a tiempo".

Momento agridulce el de la despedida. Hoy más agrio que dulce, sí, pero poco a poco, en solo unos días, saborearemos la dulzura: la dulzura de las vacaciones, sí, pero sobre todo la dulzura de haber vivido tanto, de haber vivido un viaje fantástico, de haber encontrado otros "otros" en lo que darnos.

Por mi parte, ya me conocéis, vuestros nombres tienen una temprana fecha de caducidad -qué le voy a hacer, defecto de fábrica al que no sé poner remedio-, y vuestros rostros terminaran mezclándose en mi cabeza con otros "otros" pasados y otros "otros" por venir. Pero eso no importa, porque un día nuestros caminos se cruzarán y desde el otro lado de la calle yo escucharé ese "¡profe!" y tú me recordarás y yo te recordaré y me alegrarás el día. Qué demonios.

Ese día, hablaremos con una enorme sonrisa que no nos cabrá en la cara, claro que sí, y espero saber de vosotros. Y, os aseguro, que me importa un rábano bien fresco que seáis abogados o arquitectos, médicos o ingenieros, artistas o banqueros, directores, jefes o presidentes del gobierno. Qué estupidez: vanidad de vanidades, todo es vanidad. Espero veros convertidos, sencillamente, en buenas personas, en gente que sabe darse, que sabe compartir, en gente contentos con lo que hacen, en gentes que saben servir a los otros. Ojalá encontréis muchos otros a los que daros, muchos otros a los que servir. Sed valientes, no seáis timoratos daos a los demás con valentíaS. No cambiéis el mundo, no, dejamos eso para los cobardes. Vosotros sed valientes y lanzaos a tumba abierta a cambiar el vuestro.

En fin, vine septiembre con la mochila llena, todo lo llena que pude. Di todo lo que pude, hasta vaciarla, no supe dar más. Pero cuando ahora en junio llega el momento de cogerla de nuevo, siento que pesa mucho más que antes. Y con lágrimas en los ojos compruebo que una vez más el milagro se ha producido: cuánto más das, más tienes y es que me llevo una parte de todos vosotros en mi mochila.

Desde que en el año 1988 comencé a dar clases lo hice jugando a los piratas, los alumnos me conocían como el Capitán, el Capitán Barbanegra. Y así han pasado los años y, aunque lo del color vamos a dejarlo, sigo teniendo la enorme suerte de contar curso a curso con tanto pirata en mi barco, a los que espero no haber dificultado y a los que, por qué no, espero haber transmitido un poco de entusiasmo, una gran dosis de ilusión, la satisfacción del deber cumplido y la valentía de intentar ser uno mismo.

Siempre vuestro,

El Capitán.

viernes, 19 de junio de 2015

1ºG. Permitidme unas cuantas palabras...

Todo va tocando a su fin. Es el momento en el que me gustaría deciros unas impresiones a cada uno. 

1º G.
Notas finales
Fecha: 19 junio 2015


1.      Antonio Jesús A.: 1. Lástima que desde el principio decidieras que no tenías nada que hacer y que, a pesar de que te lo dije en repetidas ocasiones, te dejases llevar al lado oscuro. Una pena, porque yo sí creía –y creo- en tus posibilidades.

2.      Celene A.: 1. No ha podido ser. Es mi impotencia: cuando alguien no quiere, no puedo hacer nada. Una lástima, porque, sin duda, aunque tú no lo creas, sí era posible.

3.      Cristian A.: 5. Me alegro muchísimo de que te diese la nota. ¡Sí, señor! Todavía recuerdo tu cara cuando a principios de curso te dije que sí era posible. ¿Te acuerdas? Aquel día en el que, mirándote, junto a otros te decía que sí era posible y que, en cualquier caso, esperaba que nos despidiésemos en junio diciéndonos me alegro de haberte conocido. Tú me miraste con respeto y, con esa mirada, entendí que sí había esperanza. Mucho ánimo.


4.      Rocío B.: 8. Estimado osito de peluche: aunque a veces eres un poco gremlin (Rocío no siempre es dulce; cuando se mosquea…) te has llevado un ocho con sabor a nueve, aunque no ha sido un nueve porque tú sabes que tampoco llegaste a poner ese empeño: solo te limitaste a esperarlo, no a ir a por él. Seguro que, en un futuro no muy lejano, te esperan otros nueves. Seguro. Un placer haberte tenido como alumna.

5.      Jonathan B.: 5. Bueno, Jonathan, a la segunda va la vencida. Es mi segundo año contigo y esta vez sí: conseguiste llevarte el gato al agua. No es que te hayas matado (y lo sabes de sobra) pero, al menos, no te has limitado a ir de repetidor y has hecho, al menos, lo mínimo. Tendrás que aprender a poner más límites a tus bromas, pues sabes que esto te acarrea más de un problema. Hemos disfrutado de este segundo año, ¿no?

6.      Andrés C.: 2. ¡Cachis! No te imaginas la rabia que me da esta nota. Sé que sabes que yo creía que tu aprobado era posible. ¡¡¡Sí!!! E incluso hubo un  momento en que lo intentaste, pero te faltó arrojo y echarle… En fin, al final, la pereza te pudo. Eso sí, puedo decirte, con orgullo, aquello que dijimos en septiembre: me alegro de haberte conocido.

7.      Esther C.: 6. Has tenido un curso un poco irregular. A veces te costaba y otras veces te costaba… atender. Sabes que, por lo que te cuesta, para ti es fundamental atender en clase. No te la juegues el año que viene: aprovecha las clases porque seguro que atendiendo te resultará más sencillo y, además, no te impedirá pasártelo bien como siempre. Me alegro mucho de haberte tenido como alumna.


8.      Judith C.: 3. ¡Qué pena! De verdad que cuando te lo dije pensaba que podría tirar de ti. Pero, al final, entre lo poco que has venido a clase y lo poco que atendías cuando venías, tú sola te lo pusiste imposible. No obstante, hemos pasado un buen curso juntos, ¿verdad?

9.      Lucía C.: 8. Bueno, bueno. La pequeña Lucía, que no es tan pequeña, ¿eh? Ella se sonríe habitualmente con sus hollitos y todo lo soluciona así. Siempre atenta (o al menos mirando, lo de atenta… a veces más bien con la mente puesta en otros sitios… ¿o no?), siempre afable, siempre comprensiva. Has sido una gran alumna y muy cómplice en todas las bromas. Ha sido un gustazo tenerte como alumna. Sigue siempre así. Además, te digo otra cosa: estoy convencido de que, a poco que te pongas, el año que viene te irá mejor que éste. ¿Qué te apuestas? Espero de ti mucho más: espero de ti que seas valiente y te decidas a ir a por lo máximo. Un placer.

10.  Moisés D.: 1. Bueno, al final, sí que pudo ser el objetivo de respetarnos y llevarnos bien. Y mira que, al principio, me mirabas como diciendo este tío está un poco loco, pero al final me he llevado el gato al agua, y me alegro.

11.  Ainhoa E.: 5. Querida hermana de Grabié: si tú, la de las pequitas, esa que se distrae ¿casi? Siempre, que se ríe ¿casi? de todo, que cuando le digo que le puede ir bien me mira ¿casi? con incredulidad. Ha sido un placer darte clases, y eso que te pudo (y te debió) ir mucho mejor. Debes aspirar a algo más.

12.  Valeria F.: 2. Al final, no pudo ser. Eso sí, estoy muy orgulloso de que, a pesar de que los resultados no acompañaron, nunca te descolgaste de la asignatura y te dedicaste a hacer las tareas. Eso sí, el año que viene puedes (puedes) cambiar las cosas. ¿Por qué no tener éxito? En el instituto lo pasas mejor que bien (para ti un castigo sería dejarte en casa) pero lo pasarás igualmente bien intentado (y sacando) el próximo curso. ¿Lo Intentarás? ¡Qué diablos! No lo intentes: hazlo.


13.  Carmen F.: 7. Siempre en segunda línea, pero siempre estás. Pasas desapercibida tantas veces, pero estás ahí. Te has llevado un siete, sí, pero tengo la fundada sospecha de que podría haber sido algo más. Es verdad que muchas veces las cosas no te son fáciles, pero sabes que no siempre pusiste todo tu esfuerzo. Y es ese esfuerzo el que te llevará a conseguir llevarte curso a curso la ESO. Lucha y no seas conformista. ¡Ve a por más! Un placer enorme haberte tenido en clase.

14.  Mª Luisa F.: 1. Bueno, Wichi, llegó el final y, al final, hasta nos hemos llevado… ¿bien? No sé si te atreverás a reconocerlo, porque me temo que será otra “mancha en tu expediente” el reconocer que has vuelto a llevarte bien con otro profesor. Me quedo con dos cosas: con cómo te parabas cuando veías que te reñía seriamente y con cómo te sonreías cuando te veías como cómplice.

15.  Sergio G.: 8. No estoy nada contento con este ocho en el que veo que un alumno que podía mucho más se limitó a la mediocridad. ¡¡¡Killorrrr!!! Yo creía que eras un auténtico atlético: un auténtico luchador. No voy a tener más remedio que decirte que mires para atrás un momento y… ¡darte un pedaSo de colleja! Nos hemos reído, y mucho, y lo hemos pasado muy bien, pero muy bien. Un placer haberte tenido como alumno.

16.  José Antonio G.: 8. Alumno curioso y constante. Tu ocho responde a un gran esfuerzo, lo sé. Detrás de ese chico un poco tímido, se esconde un gran luchador. Y tú dirás: sí , profe, sí… ¡¡¡Pero no me has mirado el archivador!!! Un placer haberte dado clases.

17.  Michelle M.: 7. Nunca sabré distinguir donde comenzaban tus dificultades con la asignatura (que existían) y donde terminaban tu falta de atención. A lo largo del curso te fuiste dejando ir un poco. No hagas eso: tus dificultades se combaten con atención en clase y trabajo en casa. Señorita de los rizos imposibles, esa que de vez en cuando se mosquea: ha sido un auténtico placer haberte tenido como alumna.

18.  Gonzalo M.: 8. Echaré de menos esos folios ordenados, en un archivador impecable. Cuando revise futuros archivadores, echaré de menos ese un momento profe, está por aquí… Me encanta tu chispa y tu curiosidad. Debes aspirar a mucho más. Un placer haberte dado clases.

19.  Pablo M.: 9. ¡¡¡¡Bicho!!!! Mira que eres bicho. Eres el más guasón de la clase. A la chita callando, eres capaz de liar lo más grande. Y eso sí: siempre con una cara de no haber roto un plato en la vida. Creo que todavía te debo una colleja, pero no te preocupes: si vuelvo a estar en el instituto el año que viene… ¡cuidado con los pasillos! El Roás siempre está al acecho… Me he reído un montón contigo y me alegro mucho de haberte tenido como alumno. Solo una cosa: por favor, aspira a mucho más. Puedes.

20.  Cristóbal P.: 5. ¡¡¡Toma ya!!! No sabes cómo me alegro. Sé muy bien cuanto te cuesta todo. Pero digo todo: te cuesta comprender, te cuesta atender, te cuesta ser constante. Sé que haces verdaderos propósitos de mejorar, lo sé, pero siempre te pasa algo. Sigue luchando: nunca olvides que la vida, en cualquier caso es, sobre todo, de los luchadores. No sé hasta dónde podrás llegar. Pero una cosa es segura: sin luchar, no llegarás a ningún sitio, y luchando llegarás más lejos. ¡¡¡Lucha!!!

21.  Marta P.: 7. Eres de esas personitas que siempre hay en una clase que suelen pasar desapercibidas, sí, pero son auténticos guerreros y seguros de vida: seguro que siempre trabajan, seguro que siempre atienden, seguro que siempre lo intentan. Enhorabuena por tu trabajo y tu constancia. Hacen falta muchas Martas P. que pongan todo lo que pueden en el asador. Un placer, Marta.

22.  Yuliana R.: 1. No pudo ser. Una rabia ver que nunca lo llegaste a intentar. Una pena, porque creo que no eres consciente de lo que estás haciendo. Te estás metiendo en un pozo del que es difícil salir. ¿Lo intentarás?
23.  Marta R.: 3. Una lástima. Creo que tu actitud, poco a poco, ha ido mejorando a lo largo del curso. Y no digamos tu relación conmigo. Te has ido incorporando a la asignatura, pero, al final, te faltó más trabajo. Qué rabia. El caso es que siempre mantuviste un cierto hilo con la asignatura, pero nunca llegaste a trabajar lo suficiente. Lástima: siempre tuve la esperanza… Te distraías demasiado en clase y eso era mucho para alguien que después tenía problemas para comprender todas las cosas. Bueno, al final, me alegro de haberte tenido como alumna.

24.  Mª Cristina R.: 10. Qué decirte. Eres una luchadora increíble, constante, sencilla, siempre trabajadora, siempre sonriente, siempre atenta. Siempre. Has sabido trabajar mucho y bien, y eso que solo te hacía falta frente a ti misma. Con bastante menos, también habrías tenido una muy buena nota, pero siempre aspiraste a lo máximo y ese es tu premio: la satisfacción del deber cumplido y del trabajo bien hecho. Enhorabuena. Un placer haberte dado clases.

25.  Clara S.: 8. No me mires por encima de las gafas, ¿eh? Que es que parece que te estoy viendo. Es verdad que ni has trabajado todo lo que podías/debías, ni has atendido todo el rato, ni has sido excelente. Pero, cómo decirte, ha sido más que agradable darte clases. He disfrutado mucho con todas las bromas, siempre que se gastaba una (¡y han sido tantas!) podía buscarte, porque sabía que la risa y la complicidad eran seguras. Creo que has disfrutado de las clases  (casi tanto como yo) y que, sin duda, has aprendido bastante, sobre todo, que aprender y pasarlo bien no son, de ningún modo, cosas incompatibles. Ha sido un auténtico placer darte clases (y deja de mirarme con esa sonrisa por encima de las gafas, que te estoy viendo).

26.  Javier S.: 7. Serás siempre aquel chico con un poco tímido que pasaba un poco desapercibido. Ahora bien, en realidad, es verdad que sin matarte, sí que trabajas más de lo que parece. Has sido, con algún bajón, constante a lo largo del curso. Ha sido un placer darte clases, Javier.

27.  Joumana S.: 6. Me alegro mucho de tu aprobado. Es verdad que podías trabajar más, pero también es verdad que te cuesta mucho y que otros en vez de poner un cierto empeño terminan por tirar la toalla. Me alegro de que te hayas mantenido y de que finalmente todo haya salido bien. Ha sido un placer.

28.  Javier S.: 1. Un clásico: ese muchacho que te espera en la puerta del aula y antes de entrar te pregunta: ¿puedo ir al servicio? Él sabe que le van a decir que no, pero es como si fuera el ritual sin el que la clase no podía empezar. Es verdad que no he conseguido que te subieses al tren del aprobado. Ahora bien, se ha cumplido (¡con creces!) lo de que en junio terminaríamos alegrándonos de habernos conocido,  ¿verdad?

29.  Irene Patricia S.: 2. Cachis. No ha habido manera, no me has dejado canalla. Al final, solo espero (¡que no es poco!) que sea verdad lo último que me dijiste: que has aprendido y que el año que viene te pondrás a tope. ¡Quiero apostar por ti igual que por Henry! ¡¡¡Puedes!!!

30.  Iván S.: 5. ¡¡¡¡Toma ya!!!! ¡¡¡Sí, señor!!! Me alegro un montón. Te has ido centrando poco a poco a lo largo del curso. Con todo tu esfuerzo, has conseguido llegar. Y esto no ha sido poco, ¿eh? Te ha costado: te costó ser constante, mantener la atención en clase, trabajar en casa, estudiar esos dichosos temas y mapas,… Te costó, sí: ¡¡¡Pero lo has conseguido, chaval! Siéntete muy orgullo de lo conseguido. Tanto como yo de ti. Un placer haberte tenido como alumno.

31.  Irene T.: 8. ¡¡¡¡Y cayó el ocho aunque tú no te lo  creías cuando te lo dije!!!! ¡¡¡Que me gusta tener razón en estas cosas!!!! Has sido constante, te he visto disfrutar en clase, te has enganchado a la asignatura y  eso es peligroso: a ver quién te va a dar tu dosis este verano, ¿eh? XDXDXD Ha sido un auténtico placer y una suerte tener una alumna como tú.


32.  Sergio T.: 1. Es verdad que te cuesta, tanto como que nunca lo intentaste. Eso sí, me voy con la sensación de haber conocido a un muchacho con un corazón enorme y sé que me llevo todo tu afecto. Me alegra mucho haberte tenido en clase y sé que dejo en ti a un… ¿amigo?

miércoles, 17 de junio de 2015

1ºG. Notas finales.

Me limito a colgarlas. En los próximos días, con más tiempo, dejaré un comentario individual a cada uno.

1º G.
Notas finales
Fecha: 17 junio 2015


1.      Antonio Jesús A.: 1
2.      Celene A.: 1
3.      Cristian A.: 5
4.      Rocío B.: 8
5.      Jonathan B.: 5
6.      Andrés C.: 2
7.      Esther C.: 6
8.      Judith C.: 3
9.      Lucía C.: 8
10.  Moisés D.: 1
11.  Ainhoa E.: 5
12.  Valeria F.: 2
13.  Carmen F.: 7
14.  Mª Luisa F.: 1
15.  Sergio G.: 8
16.  José Antonio G.: 8
17.  Michelle M.: 7
18.  Gonzalo M.: 8
19.  Pablo M.: 9
20.  Cristóbal P.: 5
21.  Marta P.: 7
22.  Yuliana R.: 1
23.  Marta R.: 3
24.  Mª Cristina R.: 10
25.  Clara S.: 8
26.  Javier S.: 7
27.  Joumana S.: 6
28.  Javier S.: 1
29.  Irene Patricia S.: 2
30.  Iván S.: 5
31.  Irene T.: 8

32.  Sergio T.: 1

1ºC. Notas finales...

Me limito a ponerlas.... Los comentarios, los dejo para otro momento en el que tenga más tiempo...

1º C
NOTAS FINALES
Miércoles, 17 junio 2015.


1.      Nerea A.: 3. Una lástima que nunca llegaras a "echar el resto". No puedo decir que no te hayas puesto, pero no llegaste a poner lo necesario para remontar el curso. Creo que después de un inicio muy irregular y con muchos problemas, después has ido trabajando aunque, eso sí, sin llegar hacerlo con el ahínco necesario. Me quedo con la sensación de que podías más, pero con la alegría de no haberte perdido por el camino. Mucho ánimo con el próximo curso.

2.      Hammadi B.: 1. Creo que desde el principio decidiste qué ibas a hacer con el curso: que te resultaba muy complicado y que el esfuerzo te venía largo. Una pena: yo siempre creí en tus posibilidades. De todos modos, creo que hemos disfrutado del respeto mutuo, que no es poco, ¿no? Al final, digo lo que te dije el primer día que querría en junio: me alegro de haberte conocido.

3.      Marcos C.: 1. Pufffff, no sabes la rabia que me da tenerte por segundo año y que no haya podido tirar de ti. Me llevo este fracaso en mi haber. Puntualmente lo has intentado, creo que, sobre todo al principio, me has escuchado y te ibas con la idea de intentarlo, pero, pero... esa idea te duraba poco y en casa no se traducía en trabajo. No obstante, hemos disfrutado mutuamente, ¿verdad?

4.      Jonathan D.: 1.

5.      Daniel E.: 2. Lo has intentado, aunque no siempre y no siempre que lo has dicho. Eso sí, me voy con buen sabor de boca porque, al final, has ido "despertando" y has experimentado una ligera mejoría. Ánimo y duro con el próximo curso.

6.      Alejandro G.: 6. Ay, Alejandro, Alejandro. Sabes que has trabajado mucho menos de lo que has dicho. Eso ha sido habitual. Has sido muy poco constante y has trabajado un poco a capricho. Fíjate: con haber sacado mejor los mapas, tu nota con facilidad hubiera sido de 7. Aprende de esto: el año que viene, la constancia es la clave. Creo que hemos disfrutado del curso, ¿verdad?

7.      Iván Manuel G.: 3. Eres un suspenso muy doloroso para mí, no solo porque puedes, sino porque yo siempre he pensado que podías llevarte el curso. Yo sé que eres muy consciente de todo lo que ha pasado y que para ti es muy dolorosa la situación ahora. Ahora es muy importante que mires pa'lante. Puedes, puedes, puedes, puedes, puedes. Lo pasado queda atrás: ahora mira hacia delante, hacia el próximo curso y échale ganas. Recuerda: no es incompatible pasarlo bien y sacar la ESO. Ahora me quedo con lo bien que lo hemos pasado, ¿vale?

8.      Coraima G.: 1.

9.      Víctor H.: 8. Has sido muy constante durante todo el curso. No destacas, pero siempre has estado ahí. Constante en tu estudio y en tu trabajo. De todos modos, llega el momento de que des un paso al frente y te decidas a crecer más, a ser más ambicioso. Espero de ti que, en años sucesivos, vayas a más, a bastante más.

10.  Pablo L.: 8. Grrrrrrrrrr. Sr. León, ha sido un placer tenerte como alumno, a pesar de lo "seguío" que has sido tantas veces. Para mí, tu gran mérito ha sido el de repetir pero no hundirte: eso no ocurre casi nunca. No sabes cuánto me alegro de esto. Creo que al principio del curso no te lo creías mucho, pero a medida que avanzaba el curso fuiste dándote cuenta de que el aprobado era posible. Al final te llevas todo un 8 que sabe a gloria. 

11.  Adrián L.: 9. Para mí eres magnífico. Siempre estás ahí: siempre estudias, siempre trabajas, siempre se puede contar contigo. Callado, siempre callado, pero siempre atento. Sé que vas a ir a más. Ha sido un placer tenerte como alumno. Me quedo con esa sonrisa tuya, tímida, y con esa mirada fiel; con ese alumno curioso, con ningún ánimo de protagonismo pero que siempre que interviene lo hace con acierto.

12.  Soufian M.: 5. ¡Toma ya! Te lo has ganado a pulso. ¿Lo mejor? Que cuando "la cagas" escuchas, reconoces los errores y te corriges. Tu cinco sabe a diez. Siempre quedarás en mi retina como ese muchacho que siempre estaba pendiente de que le dijera que iba bien y que, con ansiedad esperaba el resultado de sus exámenes. Tendrás que seguir trabajando muy duro para conseguir superar el siguiente curso, pero, de momento, ¡enhorabuena! por lo conseguido este año.

13.  Pablo M.: 6. Muy bien Pablo, muy bien. Tu seis sé (¡lo sé!) que es un seis conseguido con mucho esfuerzo y te lo valoro como se merece. Mereces todo mi reconocimiento, porque si algo has sido, es un muchacho trabajador, sincero. Eres un niño "de palabra", te puedes fiar de todo lo que dices, porque te lo has ganado a pulso durante el curso. Sigue así. Me alegro haberte tenido como alumno.

14.  Hilario M.: 5. ¡¡¡¡Guau!!!! Por los pelos, pero al final cayó el 5. Un cinco justito, justito, justito, pero cinco al fin y al cabo. Me he reído muchísimo contigo y me alegro un montón de haberte tenido en clase. Sé que podías mucho más, sí, pero me alegro de que nunca llegaras a tirar la toalla y que realizaras, al menos lo imprescindible para tirar pa'lante. 

15.  Manuel Ángel M.: 3. Una lástima: nunca te lo creíste y nunca lo intentaste. Bueno, nunca no: todavía me acuerdo -y seguro, seguro, que tú también- del día que me puse tan serio que trajiste tus cosas hechas. Bueno, no obstante, espero que hayas disfrutado en Sociales y que cambies el chip para el curso próximo. Recuerda: sí se puede, siempre se puede.

16.  Álvaro O.: 5. ¡¡¡¡¡Uyyyyy!!!!!! Cinco, por los pelos, pero... ¡¡¡¡¡Cinco!!!!! Me alegro mucho, Álvaro. Has jugado con fuego durante el curso, has sido muy irregular, pero al final te llevas el premio, justo premio a no haber tirado la toalla. Que sepas que también sé -¡lo sé!- que también ha habido momentos en los que te has esforzado seriamente. Pues bien, ahora debes darte cuenta de que ese es el esfuerzo que te ha llevado a sacar la asignatura. Ahora, tal como hablamos en clase, a intentarlo seriamente con lo que te queda. Se puede. Se puede. Puedes.

17.  Alejandro P.: 9. Tranquilo, tranquilo, espera sentado. Siéntate, siéntate, ahora hablamos... Comienzo clásico de la clase, ¿verdad? Esperar, esperar, esperar... el gran aprendizaje, ¿verdad? Siempre recordaré al alumno que, cuando después de hacerlo esperar, le daba la palabra, me decía: tengo dos preguntas. Siempre dos, qué tío, qué seguío. Un placer haberte tenido como alumno. Ya sabes: tu tarea para el verano, "esperar, esperar, esperar".

18.  Blanca Isabel P.: 10. Sin comentarios. No sé qué decirte: un abrazo grande para esa niña trabajadora y constante, sin ningún ánimo de protagonismo y que vale mucho más de lo que ella piensa. Mucho más. Para mí, una alegría enorme haber disfrutado de ti durante este curso. Sigue siempre así.

19.  Irene R.: 10. En el curso eres un seguro: seguro que lo sabes, seguro que lo tienes hecho, seguro que escuchas, seguro que atiendes. Seguro. Imagino que, en casa, Andrés, estará un poco hasta el gorro de que lo comparen contigo. No le digas nada: pero se lo tiene ganado a pulso (XDXDXD). Es un diez ganado a pulso, a base de trabajo y trabajo. ¡Enhorabuena!

20.  Paula R.: 5. ¡Uyyyy! Al final, te dejaste ir bastante -y lo sabes-, pero, bueno, el curso es mucho más que el final. De todos modos, has trabajado poco y, de cara al próximo curso, debes tomártelo mucho más en serio y mejorar tus actitudes. No basta con parecer buena y con estar callada en tu sitio, además hay que hacer las tareas, hacerla con constancia, estudiar seriamente y escuchar mucho más en clase. Ánimo, sé que puedes hacerlo mucho mejor -y tú también-.

21.  Elena R.: 6. Eres como una montaña rusa: cuesta arriba y cuesta abajo. Te faltó constancia a lo largo del curso, más en el estudio que en el trabajo diario. Pero siempre te mantuviste ahí, en ningún caso puedo decir que dejaras la asignatura de lado. En ningún caso. Pero sí es verdad que tu rendimiento bajó mucho varias veces en el curso. Bueno, ánimo con el curso que viene: siempre no se puede ganar la Europa League, verdad, pero el año que viene te toca ser más constante, ¿vale? ¡Vamos, sevillista!

22.  Carmen R.: 9. Eres una trabajadora como la copa de un pino. Eres esa persona que todos quieren tener en su equipo: alguien que trabaja, trabaja, trabaja, trabaja. Todos necesitamos una Carmen en nuestra vida.  No creas que no me doy cuenta: tu nueve es la victoria de alguien que lo ha currado a tope día a día. Es la victoria del esfuerzo. Siempre te recordaré con tu lista de exámenes devueltos/no devueltos, ¿eh? ¡Vaya lata y marrón! ¡Un placer haberte tenido como alumna!

23.  Ana S.: 8. ¡Y te llevaste el ocho que te dije hace meses! Me voy con la sensación, no obstante, que puedes más, pero creo que el ocho es un buen final para tu curso. El año que viene debes decidir qué hacer: de ti depende el subirte al vagón de delante o quedarte en el vagón de detrás. Depende de ti. ¡¡¡Sube al de delante!!! Todavía me alegro de ese... como no saques un ocho te suspendo... Todavía veo tu cara: desde el principio, sabías que la cosa iba en serio. ¡Y funcionó! Ánimo y a trabajar en el próximo curso.

24.  Daniel S.: 1.  Cachis. No ha habido manera de engancharte. Me voy con la sensación de no haber sabido sacar más. Contigo, suspendo por segundo año consecutivo.

25.  Blanca S.: 10. ¡¡¡Toma ya!!! Tu sonrisa tímida, tu voz bajita, tu esfuerzo para intervenir en clase,... Todo se valora en ti. Todo. Siempre positiva, siempre trabajadora. Siempre. Es uno de esos dieces que a uno le alegra tanto poner. ¡¡¡Enhorabuena!!! Sigue así. ¡¡¡Un placer!!!

26.  Julia S.: 10. Ella. Tantas veces has sido mi cómplice en clase. Tu opinión tiene un peso especial entre los compañeros y es normal: es el reconocimiento a tu sensatez. Sigue siempre curiosa , siempre así. Ha sido un placer tenerte allí, en esa fila de en medio. Te lo confieso: alguna vez, tu examen solo lo miré por encima... ¿Para qué? (XDXDXD). Te ocurre lo que le pasa a esa gente que, a base de trabajo y de seguir las directrices que se le han ido dando a lo largo de los años, todo le resulta sencillo. Porque siempre tengo esa sensación de que todo te resulta fácil. Pero que nadie lo olvide: detrás de eso hay una larga trayectoria de trabajo. ¡¡¡Un placer!!! Echaré de menos tus aportaciones.

27.  Ana S.: 8. Te mueves más cómoda "en segunda línea", pero para mí no ha pasado desapercibido tu trabajo, esfuerzo y constancia. Ni mucho menos. Tu ocho es una nota ganada a pulso, sí señor. Siempre discreta pero siempre estás ahí. Sigue así, no cambies. Eso sí: valórate un poco más. Te lo mereces.

28.  Sara S.: 4 (3,96). Un suspenso más que doloroso. Te excusaste demasiadas veces, siempre decías que te ibas a poner, pero nunca llegabas. Me sienta fatal tu nota: yo siempre pensé que terminarías por despertar y por dar el salto necesario para sacar la asignatura. Era como esperar un tren que nunca llegó. Era como el atleta que va detrás y que parece que se va a enganchar al grupo de cabeza, que siempre está ahí a unos metros, pero que finalmente, van pasando las vueltas a la pista y termina por tirar la toalla. ¡¡¡Qué rabia!!!

29.  Pablo T.: 7. Me lo he pasado más que bien contigo, y lo sabes. Me alegro de haberte conocido, y mucho. Y eso que muchos días, como diría tu madre, no sé lo que te habría hecho.  Sabes que eso es un error que corre en tu contra. Creo que tienes un corazón que no te cabe en el pecho, pero te traiciona ese "culo de mal asiento", ese no parar. Esa es la asignatura que yo te dejo para el verano, para septiembre y que es fundamental que apruebes el próximo curso. ¡¡¡Un placer!!!

30.  Elena V.: 10. Querida Eva. Sí, Eva, para que terminemos el curso tal como lo empezamos. Tu expediente es aburridísimo: todo igual, falta variedad... (XDXDXD). Has sido un encanto: siempre se ha podido contar contigo para todo, para todo. Eres un auténtico seguro. Tu curiosidad sin límites es magnífica y tus ganas de trabajar. Es verdad, que muchas veces te he visto tensa a la hora de intervenir en clase. Eres muy autoexigente: relájate. Vales un montón, disfruta de todo lo que haces, porque, además, lo haces todo muy bien. ¡¡¡Un placer!!!

31.  Ángela V.: 9. Querida Ángela. Eres un sol. Allí detrás tantas veces. Siempre has tenido una sonrisa para todos. Siempre paciente. Siempre trabajadora. Siempre discreta. Siempre. Qué gustazo tenerte en clase. Vales un montón y debes valorarte mucho más de lo que haces. Estás llamada a llegar mucho más lejos: fíate mucho más de ti. ¡¡¡Un placer!!!

lunes, 15 de junio de 2015

Siempre mejor con una sonrisa...

Geografía curiosa...

¿Has tenido alguna vez la curiosidad de saber cuánto volumen ocupa toda el agua que hay en la Tierra? El Woods Hole Oceanographic Institution y Jack Cook nos brindan la posibilidad de saberlo con esta imagen, donde se aprecia claramente el volumen que tendría toda el agua del mundo en una esfera al lado del tamaño de la Tierra. 
Se calcula que con toda el agua de los océanos, del hielo de los polos y las montañas, de los ríos, de los mares, de los lagos, el agua subterránea y el agua en forma de humedad que contiene la atmósfera ocuparía una esfera de un diámetro de 1385 km.

viernes, 12 de junio de 2015

1ºC. Sobre la clase de hoy viernes...

Hemos continuado con la elaboración de mapas físicos. No obstante, hemos dado un pequeño tiempo para el repaso del examen de Naturales.

Continuaremos en las clases siguientes con esta misma tarea. Si te da tiempo (si lo aprovechas bien), no tendrías por qué dedicar tiempo en casa para terminar los mapas físicos de los distintos continentes.

Buen finde.

1ºG. Notas del tema "Ríos y mares".

1º G.
Examen de: Ríos y mares
Fecha: 12 junio 2015

Recuerda que la nota se compone de:

1.      Antonio Jesús A.: 0
2.      Celene A.: 0
3.      Cristian A.: 4
4.      Rocío B.: 8
5.      Jonathan B.: 4’5
6.      Andrés C.: 0
7.      Esther C.: 4
8.      Judith C.: NP
9.      Lucía C.: 5
10.  Moisés D.: 0
11.  Ainhoa E.: 2
12.  Valeria F.: NP
13.  Carmen F.: 5’5
14.  Mª Luisa F.: 0
15.  Sergio G.: 3’5
16.  José Antonio G.: 6
17.  Michelle M.: 4’5
18.  Gonzalo M.: 6
19.  Pablo M.: 7’5
20.  Cristóbal P.: NP
21.  Marta P.: 6’5
22.  Yuliana R.: 0
23.  Marta R.: 3
24.  Mª Cristina R.: 7
25.  Clara S.: 5
26.  Javier S.: 6
27.  Joumana S.: 4
28.  Javier S.: NP
29.  Irene Patricia S.: 3
30.  Iván S.: 4
31.  Irene T.: 5’5

32.  Sergio T.: 0